Por Cristobal Jeldrez

Asi fue el comienzo

Recuerdo que al empezar mi proceso de sanidad fue en camino escabroso en donde los únicos que te abrazaban era el temor, la duda, el desaliento y la certidumbre de que no podría salir de la adicción, lo sabia por que tenía 20 años intentando salir, pero a los días de mi intento de huir, regresaba en peor condición, con una adicción mas profunda, al punto de tener que levantarme por la madrugada a mirar pornografía y masturbarme, para lograr conciliar el sueño nuevamente.

Aprendiendo a caminar

Al caminar uno empieza como aquellos animalitos recién nacidos, a dar pasitos endebles, sin firmeza, temerosos, tropezando hasta con todo. Y así se empieza batallando día a día, hora a hora, es una lucha gigantesca en donde las victorias son contabilizadas en base minutos, sobre todo cuando en tu historia no podías aguantar un hora sin ver pornografía. Me imagino que muchos se sienten identificado ya que el patron es el mismo para todos los adictos.

Han pasado algunos días de haber empezado el proceso de limpieza, a través de un ministerio llamados libres en Cristo , y me doy cuenta que llevo una semana de limpieza sin mirar porno y sin masturbarme, detrás de mi abstinencia también había un infierno desatado en casa que me ayudo a alejarme del computador por las noches.

Pasaron 6 meses y seguía, limpio recién ahi empece a creer que se podía escapar de las garras del xxx. Mi proceso termino y la verdad que me mantuve limpio durante todo el periodo y ya han pasado un año y ocho meses en el cual me mantuve sin masturbarme hasta hace unos días atrás, fue un momento de debilidad espiritual en donde deje flancos abiertos y cuando vino el estrés, el ajetreo diario de trabajo, vida personal, economía no resistí la tentación y plum recurrí a mi antiguo dopaje anti estrés, la masturbación. No recurrí a la pornografía gracias a Dios, pero me sentí como si me hubiese visto un marathon de xxx.

Los cuestionamientos despues de la caida

Después del acto, vinieron a mi mente un millón de cuestionamientos, se vinieron todos los miedos del pasado, empece a decirme que tonto era, que como volvía atrás si tanto que me había costado llegar a un año ochos meses sin caer. Dije si a tanta gente he dañado en el camino de la pornografía ¿como puedo volver atrás? Esa era mi pregunta, reflexione por un rato, lidie con mi dolor, desagrado, con mi profunda decepción , pero esta vez hice algo que no había hecho, ir a los pies de la cruz, en mi mente esboce un perdoname Señor, te estoy fallando a ti.

Me mantuve pensativo por el resto del día, llegue a casa, todo normal, pero estuve meditando todo el día en la promesa que hace casi dos años hice atrás a mi esposa, le dije “confía en mi que si vuelvo a caer te lo dire” , tenía gran vergüenza, tenía mucho miedo, pero en honor al Señor y a la verdad cumplí.

Por lo tanto que hacer después de una caída, aquí una lista de lo que a mi me funciono:

  • Recurrir al único que es capaz de levantarte, perdonarte y animarte en la carrera, a Jesus el Cristo
  • Ser honesto contigo mismo y reconoce tu incapacidad de lidiar con tu adicción a la pornografia
  • Se honesto y cumple con tus promesas, haz lo que prometiste hacer al caer.
  • Busca a tu red de apoyo para confesar y ser reconfortado en espíritu.
  • Retomar los medios de gracia dados por el Señor para sus hijos.
  • Repasa las lecciones aprendidas en el pasado.

Esto me ayudo a salir del bache en el que caí, gracias al Señor fue temporal, espero no se repita, ya que la frustración y la sensación de incompetencia es terrible, y si volviese a caer, espero volver a la gracia y misericordia del Señor. Tal cual lo hice hace unos días atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *