Bella Thorne es famosa por haber sido chica Disney en la época de 2010 interpretando a una bailarina y cantante adolescente en la serie Shake It Up que coprotagonizaba junto a la exitosa actriz Zendaya. Actualmente, tras muchos giros de guión en su vida, es una concienciada activista feminista y de los derechos LGTBIQ+ que se ha iniciado en el mundo de la pornografía como directora con su película “Her & Him”.

La actriz, cantante y dj en su afán por tocar todos los palos artísticos ha escrito un libro titulado Autumn Falls, dirigido a un público adolescente y que incluye algunas anécdotas personales aunque no se trate de una autobiografía. Además de abrirse en su novela, suele ser muy sincera con sus seguidores en redes sociales, a través de sus publicaciones y, sobre todo, utilizando la herramienta “stories” de Instagram, Thorne se deja ver sin filtros, en todos los sentidos, y cuenta cómo afronta lo que ocurre en su vida y los sentimientos que en ella generan determinadas situaciones.

Desde hace varios años, Bella Thorne comparte en sus redes post ciertamente polémicos, normalmente mostrándose de fiesta, con poca ropa o en posiciones sensuales. Un comportamiento que llevan a cabo muchas jóvenes en la actualidad, pero el caso de esta actriz es distinto, ya que, como desveló en 2018, su “obsesión por el sexo” se debe a que la violaron repetidamente cuando era una niña.

“Abusaron de mí sexual y psicológicamente desde que recuerdo hasta que cumplí 14… cuando por fin tuve el coraje de cerrar mi puerta por la noche y sentarme a esperar. Toda la maldita noche. Esperando a que alguien se aprovechara de mí otra vez. Una y otra vez esperé para detenerlo y finalmente lo hice. Una y otra vez esperé a que se detuviera y finalmente lo hizo. Pero algunos de nosotros no somos tan afortunados de salir vivos. Por favor, resistan por cada alma maltratada” escribió en su perfil.

A pesar de ello, intenta vivir su condición sexual de pansexual de la forma más sana posible y ha tenido varias parejas sentimentales, en monogamia y también de forma poliamorosa. Sin embargo, tras hacerse pública la noticia de que ha dado el paso en la pornografía (como directora), ha querido explicar a sus 21 millones de seguidores sus miedos e inseguridades que le llevan a dotar de tanta importancia al sexo.

En los últimos tres post de su cuenta de Instagram podemos ver a una Bella Thorne semidesnuda, tumbada en la cama, en un ambiente de intimidad, en los que ha escrito dos poemas y dicha justificación.

“¿Cuál es mi problema? ¿Por qué siempre necesito la Validación de todos, pero principalmente de los hombres?” se cuestiona la joven. “Todos insisten en decirme que esté soltera, que esté sola, y que me haga feliz a mí misma. Pero todas esas cosas me suenan jodidamente aterradoras” confiesa. 

Refiriéndose a un hombre del que se intuye que está enamorada, su pareja Benjamin Mascolo, añade “todo lo que quiero es a él. Quiero que me abrace, quiero que me ame, quiero que me diga que todo está bien. Quiero que me mire a los ojos y me haga saber que me acepta como soy”.

Thorne se desmonta delante del mundo entero y se pregunta por qué no puede aceptarse ella sola a sí misma: “Por alguna razón, en mi cabeza nunca soy lo suficientemente buena, para él o para ella, ni tampoco para nadie más”. Además, asegura que “si no es él” solo sabe buscar quien será el próximo o próxima.

Pero la realidad es que lo que realmente parece anhelar es buscarse a sí misma y aceptarse como es. Ante esta reflexión se plantea si los abusos sexuales sufridos cuando era una niña marcaron todo su recorrido sentimental y sexual del resto de su vida: “¿Es porque fui fastidiada toda mi vida? Expuesta al sexo a una edad tan temprana, quizás esto es todo lo sé ofrecerle al mundo… o es porque me criaron para pensar que no era lo suficientemente buena”.

Seguidamente, entiende que no puede “culpar a su infancia ni a nadie por nada” y que “lo que importa es lo que me está pasando en este momento”. No obstante, sigue culpándose por no quererse a sí misma tal y como es, por no verse atractiva y por transmitir sus inseguridades a todos los que la rodean. Thorne expone que ella sigue esperando que la gente la quiera lo suficiente como para empezar a quererse ella de la misma forma “pero al final del día eso nunca sucederá. Porque la única forma de llegar al objetivo final es superarlo” sentencia refiriéndose a sus inseguridades.

Asume además, en esta declaración que “tienes que hacer daño en este mundo. Herir, amar y aceptar. En eso se basa nuestro mundo emocional”. Pero se siente desconsolada al pensar de esas tres cosas solo tiene una: el dolor. Y no un dolor que le hayan provocado otras personas, sino que se lo está causando ella misma “al no amarme y al no aceptarme”.

Para terminar, les explica a sus fans que ella “no tiene un final” y que todavía está descubriéndolo “como siempre”, dejando en el aire la siguiente cuestión “¿Entonces, está bien saber cuál es tu objetivo final pero no tener ninguna idea de como lograrlo? Problablemente no, pero solo puedo empezar a aceptarlo” finaliza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *