Por Cristóbal Jeldrez

No es nuevo lo que leerás aquí, no es secreto para nadie que la pornografía busca consolidar a sus clientes desde la más tierna edad, hoy las estadísticas han cambiado radicalmente antes la edad promedio de ingreso al mundo de la pornografía era a los 12 años app, hoy esa edad promedio bajo entre los 7 y 9 años de edad ¿y tú cómo cuidas a tus hijos?

Ahora leerás una verdad que a mi me arrebata el sueño y la tranquilidad, tus hijos tarde o temprano van a ser expuestos a la pornografía, o por un amigo del colegio o a través de alguna aplicación que tu tengas en tu smartphone, en youtube o en algún juego en línea que ellos jueguen. La realidad es que será imposible que ellos escapen a la exposición de este tipo de material.

Y la gran pregunta es ¿estás preparando el corazón de tus hijos para ese día?

Creo profundamente en la soberanía del Señor sobre todo lo que pasa sobre la esfera terráquea, pero no escapo a mi responsabilidad, aquella que se me fue dada al recibir mi herencia, por lo que en primera instancia lo único que esta a mi mano es tomar el consejo de la misma palabra de Señor:

1.- Deuteronomio 6:6-7  Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.

2.- Proverbios 22:6 Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

3.- Efesios 6:4 Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

A lo largo de toda la biblia se nos amonesta que debemos ser diligentes en enseñarles a nuestros hijos el camino del Señor y lo bueno que esa amonestación viene con promesa, siempre nos dice que cuando se instruye al niño él será más sabio, y al momento de enfrentarse a decisiones importantes en su vida, tendrá la palabra en su corazón y mente para tomar una buena desición.

Tenemos tiempo para preparar el corazón de nuestros hijos

Los padres tenemos por lo menos 7 años para hablarles y enseñarles del Señor a los más pequeños, desde la cuna podemos leerles las escrituras, cantarles himnos, y a medida que vayan creciendo se le va dando una comida más sólida conforme a su madurez y a los años de vida.

Es la primera y única estrategia realmente efectiva para evitarles muchos problemas en cuanto al contenido que encontramos en internet en cuanto a la pornografía, yo me hubiese evitado 26 años de dolor, de lágrimas, un divorcio y muchas cosas más.

Ud. seguramente ha sido víctima de alguna publicidad inadecuada mientras navegaba en internet, algún pop up promocionando contenido sexual, alguna dama de compañia, o si navega en sitios más oscuros, algún ofrecimiento de drogas o armas. Imagine que hará un niño a la invitación de un contenido como este ¿podrá aguantar su curiosidad?

Ahora bien, eso es a niños hasta las 8 años, que podemos mantenerlos en una burbuja, pero a medida que pasa el tiempo, esa burbuja se va desgastando, nuestros hijos escuchan y ven cosas que antes no veían, incluso por los tiempos que corren, quizás hasta en el colegio le están enseñando de relaciones sexuales desde el aula de clases y que hará ud.

¿Seguir callado o tendrá una seria conversación con su hijo o hija ? Mi consejo es que debe tomar su biblia, abrirla y leer algún caso en donde se toque el tema, (hay muchísimas) y a la luz de la palabra y en oración enseñarles la verdadera sexualidad, la que Dios nos reveló por medio de su palabra y por medio de la ciencia. Un consejo, no desestime las herramientas que nos proporciona la ciencia, la biología el Señor ha puesto de su sabiduría en todas las criaturas.

Usando otras herramientas

Actualmente existen muchas herramientas para cuidar el tráfico de internet en tus dispositivos, puedes usarlos en las tablets, en las laptops incluso en tu smartphone.

Yo soy usuario por mi condición de adicto de una aplicación que puedo usarla en todos mis equipos llamada COVENANT EYES, esta me ayuda a mantenerme sobrio ya que el programa está espiando todo lo que reviso en internet, el programa me saca fotos aleatorias de lo que yo estoy viendo, genera un reporte en caso de que yo vea pornografía, y lo mejor, es que ese reporte se lo envía a quien yo elija como compañero de responsabilidad.

En el caso de sus hijos, ud. puede programarlo para que no puedan acceder a ninguna pagina con contenido sospechoso, y está monitoreando las actividades de sus adolescentes y evitarles futuros problemas.

Esta aplicación tiene un pago anual por todo el servicio y lo mejor es que son un ministerio cristiano que luchan en contra de la pornografía, la trata humana, y todo delito en el ámbito sexual, realmente la recomiendo, a mi me ha tenido bien vigilado, por lo cual me evita volver a mis prácticas pasadas.

Nuestro rol Principal

No debemos olvidar nunca que nuestro rol de padres nos hace totalmente responsables por nuestros hijos, por lo menos hasta su mayoría de edad, por lo cual debemos si o si tomar cartas en el asunto, es nuestra responsabilidad y no podemos escapar de ella, ni traspasarlas a los abuelos ni a los profesores, ni a los maestros de escuela dominical ni mucho menos al pastor de la iglesia. Los hijos son responsabilidad de cada padre, enseñarles las escrituras y contribuir en su educación y formación, ya que el Señor lo hace a través de nosotros.

Lo que no debemos olvidar

No debemos olvidar orar a diario por nuestros hijos, y por nosotros para ser lo suficiente sabios y poder leer los tiempos para hablarles sin pelos en la lengua, sin miedo, pero con tal sabiduría que nuestros hijos salgan edificados y animados a entregar su vida al Señor.

Recordar en todo momentos dejar la aspereza, hablar en términos sencillos y claro para que la información le llegue al corazón y a la cabeza de nuestros niños. Permitales que hablen, y que pregunten lo que quieran, guíelos al conocimiento y no les imponga las cosas por que si, sino se volvera en una lista de leyes que cumplir por imposición y no por que realmente las entienda.

Cuando ud. logra que su hijo comprenda una verdad desde las escrituras, le aseguro que ellos mismos hablarán a los demás acerca de lo aprendido y de la razón por la cual no debemos pecar.

A mi hija de 3 años, por medio de la epístola que Pablo escribió a Timoteo se dio cuenta de que es malo mentir, se dio cuenta a través de una inducción que Dios en esencia es verdad y que Jesús declaró que el mismo era la encarnación de la verdad y como resultado asume que Dios y Jesús son la misma persona sin distinción. Ella misma compartió con los cercanos que era malo mentir por qué jesús es verdad.

Por último

No podemos olvidar que dependemos de Dios en todo y para todo, pero tenemos que tener presente que el permite que pasemos por algunos procesos para que aprendamos, y para que el sea exaltado, yo gracias a que pase por la adicción a la pornografía, hoy puedo escribir lo que escribo.

Por lo que Dios también hará pasar a nuestros hijos por sus propios procesos de aprendizajes, pero nosotros debemos actuar como si todo dependiera de nosotros, debemos enseñarles a nuestros hijos las escrituras como si de ello dependiera su vida, no podemos descuidar sus vidas espirituales de la misma manera que no descuidamos su alimentación, ¿qué pasaría si ud. no le da comida a su hijo por varios días? Eso mismo pasa cuando pasan días, semanas y meses sin ocuparnos por la alimentación espiritual de nuestros hijos, oro a Dios que ponga ese sentido de responsabilidad en tu corazón, yo no lo tuve por mucho tiempo, mis hijos mayores no gozaron en su niñez de mi presencia y menos de mi cuidado tanto en lo espiritual como físico, no fue por que no estuve, fue por que estuve neutralizado por mi adicción a la pornografía gracias al Señor mi hija de un tiempo para aca esta gozando de mi libertad, ya que tengo claridad y animo de enseñarle el camino del Señor.

Dios nos mueva a asumir nuestra responsabilidad como hijos suyos, y despertemos del letargo donde el enemigo nos tiene metido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *