Por: Cristobal Jeldrez

No es un tema ni sencillo, ni agradable, ni bonito, ni popular, al parecer para el liderazgo de la iglesia, quizás por ignorancia, por miedo, por seguir con las aguas tranquilas, o quizás por tener las patas metidas en el barro.

Las estadísticas de pastores adictos a la pornografía son abrumadoras, tanto pastores jóvenes como pastores adultos, el porcentaje es muy grande.

“The Barna Group” dio a conocer los resultados esta semana, en base a un estudio en línea, que incluye 432 pastores adultos y 338 pastores jóvenes.

El informe revela que el 57% de los pastores adultos admitieron luchar actualmente o en el pasado contra este mal en comparación con el 64% de los pastores jóvenes. El 14% de los líderes de mayor edad dijeron que actualmente están sumergidos en este mal en comparación con el 21% de los líderes de menor edad.

Más de 1 de cada 10 pastores jóvenes describieron su lucha como una adicción y uno de cada 20 pastores adultos también la consideran así.

La mayoría de los líderes religiosos que batallan contra la pornografía dicen que esto ha afectado negativamente su ministerio. Ochenta y siete por ciento de los pastores dicen que sienten mucha vergüenza por esto y el 55 por ciento dicen que viven en constante temor de ser descubiertos.

El estudio de Barna muestra una notable diferencia entre la forma en que los pastores y los miembros de las iglesias piensan en las consecuencias para los líderes que están consumidos en la pornografía. Más de 4 de cada 10 cristianos adultos piensan que las iglesias deberían despedir a los pastores que tienen esta adicción. En contraste, sólo el 8% de los pastores piensan que uno de sus colegas que usen porno debería dimitir. Ellos prefieren recibir consejería y rendición de cuentas.
Más de 9 de cada 10 pastores están de acuerdo en que la pornografía es un problema más grande o mucho más grande de lo que ha sido en el pasado. Más de la mitad de los pastores jóvenes encuestados dicen que han tenido un discípulo suyo que les ha pedido consejo para salir de esta adicción en el último año.”

Con estas estadísticas se podrá dar cuenta por que es tan escabroso el tema de la pornografía en las iglesias, no es fácil exponerse a la vergüenza publica de decir, yo soy su pastor y consumo pornografía a diario.

No es fácil para un pastor asalariado perder su fuente de ingresos a causa de este pecado, tiene mucho que perder, su ministerio, su trabajo, su honra, y quizás hasta su familia.

Pero no es mejor perder todo con tal de glorificar el nombre de Cristo, Jesús dijo : Mateo 16:25
Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.

No es mejor hallar la vida por causa de Cristo, que perderla por causa de guardar su nombre, su trabajo, su estatus o apariencia.

Mateo 19:29 Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.

No es mejor dejar todo por la vida eterna, o ¿vale mas la apariencia que debemos cuidar ?

Hemos olvidado algunas verdades esenciales de las escrituras, permitame recordarselas :

1.- El no llamo a lo mejor que tenia el mundo, ni a los mas fuertes, ni a los mas santos, la escritura dice que llamo a lo peor: 1 corintios 1:27-29 27 Pero Dios escogió lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios, y escogió lo débil del mundo para avergonzar a los poderosos.  28 También escogió Dios lo más bajo y despreciado, y lo que no es nada, para anular lo que es, 29 a fin de que en su presencia nadie pueda jactarse.

2.- Solamente somos los vasos de barros portadores de algo precioso, no somos nosotros lo importante, sino lo que portamos, por lo cual que nos vean tal cual somos no es malo, es mostrar a Cristo: 2 Corintios 4:7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la extraordinaria grandeza del poder sea de Dios y no de nosotros.

3.- En nosotros no hay nada bueno, incluso nuestras buenas obras ni si quiera son nuestras, el las preparo para que nosotros las hiciéramos : Efesios 2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.

Ahora mi pregunta es ¿Hay una apariencia buena que guardar antes nuestros hermanos? ¿Se podrá salir de la pornografía guardando el secreto?¿sera mejor callar ante la congregación y quitarle el derecho bíblico a nuestros hermanos para orar por nosotros los adictos a la pornografía ?

Efesios 6:18 Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos . ¿Como suplicaran mis hermanos por mi si no saben a lo que estoy atado ?

Hechos 12:5 Así pues, Pedro era custodiado en la cárcel, pero la iglesia hacía oración ferviente a Dios por él. Por que no puede la iglesia orar fervientemente por el que esta preso de su adicción

Santiago 5:16 Por tanto, confesaos vuestros pecados unos a otros, y orad unos por otros para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede lograr mucho.  Debemos practicarlo sin temor, debemos tratarnos como hermanos dentro de la iglesia, que nuestro amor sea sin fingimiento, y que podamos descansar de las caretas que usamos a diario en el mundo y mostrarnos tal cual somos.

Hechos 19:18 También muchos de los que habían creído continuaban viniendo, confesando y declarando las cosas que practicaban. Que maravilloso lo que hace el evangelio en la vida del creyente, al conocer de Cristo son capaces de confesar las cosas que practicaban, si lo hizo la iglesia en el siglo uno , ¿por que no podremos nosotros practicarlo hoy en día?

Estos son algunos ejemplos que tenemos en la escritura, para imitar, para trabajarlos como iglesia, han sidos las pautas dejadas por Dios mismo para la administración de iglesia.

Que el Señor nos ayude a confrontar este pecado que esta asolando la iglesia desde el púlpito , sin temor, sin vergüenza, incluso sin pudor, que el Señor nos Ayude

Un comentario sobre “DIFÍCIL CONFRONTAR PÚBLICAMENTE LA PORNOGRAFÍA EN LA IGLESIA ¿POR QUE?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *