Oh Dios eterno, tu misericordia
Ni una sombra de duda tendrás
Tu compasión y bondad nunca fallan
Y por los siglos el mismo serás

Oh tu fidelidad, oh tu fidelidad
Cada momento la veo en mí
Nada me falta, pues todo provees
Grande, Señor, es tu fidelidad

Tú me perdonas, me impartes el gozo
Tierno me guías por sendas de paz
Eres mi fuerza, mi fe y mi reposo
Y por los siglos mi Padre serás

Por Cristobal Jeldrez

¿Quién no ha sido objeto de la fidelidad de Señor?

Creo que todos hemos experimentado en mayor o menor medida la fidelidad de Dios, en casi todos los aspectos de nuestras vidas, desde el mismo momento de la primera bocanada de aire al momento de nacer, el Señor provee fielmente lo necesario para vivir un minuto más.

Que maravilloso tener un Dios eterno, aunque no entendamos la eternidad, pero vislumbramos en nuestro entendimiento que es existir eternamente, y saben que es lo maravilloso que su misericordia nos ha acompañado desde antes de los tiempos, desde el la eternidad hasta la eternidad, que garantía tenemos, gozaremos de su misericordia desde y para siempre.

Es muy fácil para los que hemos pasado por el lodo saber que la suciedad existe, incluso como lo dice la escritura al que más se le ha perdonado, más agradecido esta lucas 7:47 Por eso podemos cantar fuerte y cono todo el corazón este maravilloso himno.

Si me has leído en otras oportunidades, sabrás por donde pase, si este es el primer articulo solo te quiero comentar que pase por una profunda adicción a la pornografia por 26 años de mi vida, y tengo 39, eso provocó un divorcio, vivir separados de mis dos hijos mayores, y casi provoca un segundo divorcio, si no fuera por la fidelidad de Dios y por las oraciones de mi esposa.

Caminando por el camino sucio

Para los que hemos transitado el camino sucio, en donde hemos vivido con una máscara, mostrando una cara de cristiano comprometidos con Dios, pero en el secreto de nuestro corazón hemos transitados por los caminos del pecado sexual en toda su magnitud, a tal punto que hemos preferido por lejos la intimidad de una pantalla, antes que cualquier otra relación, incluso la relación con el Creador, aquel que sacrificó a su propio hijo por nosotros.

Los que hemos decidido por amor a nuestro pecado, transitar lejos de Dios, lejos de una relación genuina con el pueblo de Dios y hemos despreciado el sacrificio de su hijo en la cruz del calvario y hemos sido traídos a la fuerza por nuestro dolor, incapacidad, por nuestras perdidas, por las consecuencias de nuestro pecado, hoy nos emocionamos hasta las lagrimas al entonar este himno.

Como no cantar con un corazón agradecido, que hoy nada me falta, que todos provees, después de años de dolor, tristeza, depresión, pornografia y mucha soledad. Hoy por misericordia de Dios tengo una esposa con 2 hijas hermosas, ademas tengo mis hijos mayores que son mi alegría, mi orgullo y felicidad, tengo un trabajo y lo más importante el Señor me quito mi careta y hoy junio 2020 llevo 2 años y 7 meses que gozo de la libertad de la pornografía, el Señor me sacó de esa maldición, fue fácil? no no lo fue, pero se puede salir, para el Señor todo es posible, solo debes ponerte en manos del el y permitir a través del sometimiento tuyo a su palabra que el Señor te lleve a donde el quiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *