Por Cristobal Jeldrez Contreras

Hace un tiempo atrás miraba por televisión un documental de la naturaleza en la cual mostraban la forma de cazar de los tigres, me impresionaba mucho, ya que a pesar de ser animales muy grandes, eran bastantes sigilosos a la hora de acechar a su presa, a pesar de ser tan obvios, por su forma de esconderse entre ramas de colores similares, se hacia casi imperceptible, y cuando la presa se daba cuenta, ya era muy tarde, ya no tenían forma de escapar, ya eran victimas de su cazador.

En mis meditaciones matutinas camino al trabajo, que generalmente parten al momento de subir a mi vehículo, pensaba ¿por que la pornografía llegaba a tantas personas y sin mayor dificultad.?

Mi respuesta natural fue algo como esto, la pornografía esta al acecho tal cual un tigre a su presa, vivimos en un mundo altamente sexualizado, prueba de ellos, son las letras de algunas canciones que cantamos a diario o que simplemente bailamos y no le prestamos atención, y ni hablar del reggeton o de la salsa, sus letras son altamente sexuales y sus bailes pueden despertar los instintos de reproducción hasta la persona mas inapetente en materias sexuales. Quisiera mencionarles algunos ejemplos de musica:

” Tu quieres mas
Me exiges y me pretendes… 
cuando tu quieras me exitas y me enciendes… 
y aunque no quiera siempre digo si… 
Porque te amo… “

“Yo sé muy bien lo que quiere y lo que busca
Venga conmigo, quiero ver que se luzca
Moviéndose de una manera sensual
Como si me estas haciendo chiky chiky bam bam

“es tanto que no cabe en la medida actual
me alucina ese short, ese escote, el contenido ideal
entonces llegas te me acercas me abrazas
me besas y de nuevo late mi corazón
y me altero y te quiero y me entrego y sabes de mi pasión”

“Ya no te mojes los labios y ni me insinúes tus ganas” / “Pero me arrepiento en el piso o donde sea y tómame”. / “Qué bello cuando me amas así y muerdes cada parte de mí”.

Ese ejemplo es en la música, pero quisiera ir un poquito mas allá, se ha preguntado por la que las publicidades tienen que ser tan explicitas, ¿por que para publicitar una cerveza tengo que ver un cuerpo desnudo ? ¿Por que para vender un perfume tengo que ver un hombre desnudo? y si ud. pone en el buscador, publicidades con desnudos, quedara impresionado la cantidad de marcas que abusan de la desnudez, e incluso de la pornografía para conseguir mas clientes.

Se ha dado cuenta que ud. entra a cualquier pagina de Internet y hay publicidad en las esquinas, y se ha fijado que hay mucha publicidad acerca de juegos para personas adultas, juegos sexuales, y que hay mucha publicidad de casas de citas, y que hay mucha publicidad de paginas pornográficas, y que a ud, lo separa solamente un click del mundo de la pornografía.

Se ha preguntado por que en casi el 80% de la películas, siempre hay escenas de sexo, por que hay tantos desnudos, por que tengo que conocerle el pene a actores, los senos a las actrices, por que tengo que ser expuesto a ello si no estoy viendo una película pornográfica.

Para mi antes era normal, no me daba cuenta cuan sexualizada estaba la sociedad, no me daba cuenta que la pornografía estaba al acecho de mi alma, que no podía escapar de mi adicción, por que todo mi entorno estaba diseñados por personas caídas, que caminan en sombra, que no han sido alumbradas por la luz de Cristo.

Este entorno me mantenía ciego, atrapado, y con la convicción de que yo no era capaz de escapar a mi adicción, que era una presa fácil de mi acechador, que cuando intentaba escapar ya todo estaba perdido por que no me había dado cuenta cuan profundo era mi problema , tal cual la presa del tigre, cuando se daba cuenta del tigre era demasiado tarde el tigre estaba encima de el.

Pero llego un día en que me sentí libre, en donde no tenía a mi acechador cerca, en donde el Señor me había preparado por meses el corazón para abrir mi boca y gritar por ayuda.

Hoy mi entorno no ha cambiado nada, la publicidad sigue siendo sexualizada, la música con sus mismas letras, pero ha habido un cambio, uno profundo, uno que ha sido en mi corazón, uno que hace el Señor, ese que te renueva el entendimiento y te da una nueva visión a tu vida de como luchar contra el pecado.

Hoy puedo decir que aborrezco la pornografía, que me molesta las escenas de sexo, que me incomoda la publicidad con poca ropa, que gracias a Dios puedo ver a mi acechador a distancia, lo que me da suficiente tiempo para escapar de el y no volver a ser una victima de la pornografía.

Hoy puedo decir con absoluta certeza que Soy libre por su gracia !!

SDG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *